fbpx

CONSIGUE UN SONIDO PROFESIONAL
IMPACTA MÁS

Qué es la compresión y cuándo utilizarla

La compresión es uno de los procesos que más dolores de cabeza trae cuando se está empezando. Principalmente, porque puede parecer un proceso algo abstracto y, además, las herramientas que se utilizan tienen bastantes controles que están relacionados entre sí.

Así que…

¿Qué hace un compresor?

De forma resumida: un compresor atenúa automáticamente el volumen de una señal.

Imagina una grabación de voz en la que hay zonas donde el volumen es muy elevado y otras en las que apenas se puede entender la voz.

Si no tuviésemos acceso a los compresores, debería haber una persona que se encargase de subir y bajar el fader de volumen para mantener la señal más o menos estable.

Pues justo esto es lo que hace un compresor, pero de forma automática y con mucha más precisión.

Cuando la señal supera el umbral (threshold), que previamente hemos fijado, el compresor atenúa la señal en la proporción que hayamos indicado (ratio).

En esta imágen lo verás claramente:

Además, un compresor nos permite elegir la velocidad a la que queremos que actúe (attack) y la velocidad a la que queremos que deje de actuar (release).

 

Sus controles

  • Threshold: Aquí indicamos el nivel a partir del cual el compresor empezará a actuar, es decir, desde qué punto empezará a atenuar la señal.

     

  • Ratio: Proporción en la que el compresor atenúa la señal. Se indica así: “2:1”, “3:1”, “4:1”, etc. El primer número son los dB que superan el Threshold y, el segundo, los que deja pasar el compresor.

    Por ejemplo: con una señal que supera 10 dB el Threshold, con un Ratio de 2:1, el compresor atenuará 5 dB.

  • Attack: Aquí ajustamos el tiempo (en ms) que pasa desde que la señal supera el Threshold, hasta que el compresor completa la atenuación.
    Este parámetro es muy importante porque podemos decidir en qué medida dejamos pasar los transitorios de un sonido, es decir, podemos decidir cuánto “punch” o “pegada” mantenemos o quitamos.

  • Release: Sirve para ajustar el tiempo (en ms) que pasa hasta que el compresor deja de actuar, desde que la señal deja de estar por encima del Threshold.
    Hay que ajustarlo bien para conseguir atenuar solo las partes que necesitemos, evitando que deje de comprimir muy rápido, quedando zonas sin comprimir; y evitando que tarde mucho en relajarse, comprimiendo partes innecesarias.

  • Make up gain: Con este control, recuperamos los dB atenuados en la salida del compresor.


Cuándo
utilizarlo

En general, utiliza el compresor cuando tengas una pista en la que haya variaciones de intensidad grandes y necesites estabilizar su volumen general.

Algo importante: Muchas veces las pistas no necesitan compresión, así que no insertes compresores por insertar sin un criterio previo.

Te dejo varios ejemplos de casos muy típicos donde se usa compresión:

  • Una grabación de voz en la que hay zonas donde el/la cantante ha hecho una interpretación con muy bajo volumen, pero hay otras zonas donde ha gritado demasiado.

  • Una pista de guitarra acústica donde hay partes tocadas con dedos (más suaves) y otras rasgueadas con púa (más fuertes).

  • Una grabación de bajo en la que el/la bajista no es muy estable y hay notas con mucha más ganancia que otras.

Así que espero que empieces a aplicar y a experimentar con esta técnica, te aseguro que no te van a decepcionar los resultados.

¡Sígueme en mis Redes Sociales y no te pierdas nada!

Únete a mi Canal de Telegram donde estoy compartiendo Tips de producción y mezcla, Plugins gratis, etc.

 

¡Si te ha gustado este artículo comenta y compártelo para que ayude a más gente!

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba